El Activismo elegante, una forma de plantar cara

Cuando hablamos de activismo, nos referimos al hecho de ejercer de alguna manera presión hacia determinados comportamientos políticos, económicos o sociales que se producen en nuestra sociedad. Sin embargo el Activismo ‘elegante’ en contraposición a la imagen que se tiene del activismo (manifestaciones, acciones de protesta y demás…) se basa en introducirse en las juntas de accionistas de las grandes multinacionales como forma de presión  para defender los derechos humanos, sociales , ambientales… directamente ante los líderes de dichas compañías.solidaridad global

El Activismo elegante, una práctica habitual para las ONG

Esta práctica resulta habitual para las ONG que reclaman los derechos y obligaciones que dichas empresas deben tener desde su propio seno con el objetivo de evitar actuaciones abusivas. Para entrar en las juntas, o bien pagan el minimo de acciones exigido por los estatutos, o por el contrario son otros accionistas (fondos públicos, empresas) quienes les ceden su derecho de voz (que no de voto) en las juntas. Consiguiendo con ello un activismo menos ‘criticable’ (ya no se hacen actos que pueden ser ligados fácilmente al clásico de manifestaciones descontroladas) y mucho más efectivo.

Ante este nuevo activismo desde dentro, las empresas se sienten mucho más atacadas; ahora (según mi opinión) más por su imagen de cara al público que por atender a la responsabilidad social se han visto obligadas a encarar con las ONG la situación (en España tenemos el ejemplo de SETEM, que compró acciones de Inditex, o Adolfo dominguez y lleva ya 9 años acudiendo a sus juntas  por la defensa del cumplimiento de la Responsabilidad Social de la empresa

El peligro reside en que las grandes marcas (objetivo principal de los activistas por la importancia que tiene en sus ventas la reputación, mas si cabe en el sector textil porque se venden estilos de vida) usen la participación en las juntas de las ONG para legitimarse.

Por ejemplo realizando pequeñas aportaciones  a la Responsabilidad Social de la empresa y publicitándolas mucho dando la falsa idea de que es algo básico en su política, cuando la realidad es que siguen actuando de la misma manera (pisoteando derechos y libertades).

Problema de la globalización: las organizaciones nacionales no pueden intervenir en las empresas (la respuesta es local frente a un organismo mundial), por lo que se requiere la actuación de los organismos supranacionales (ONU, FMI, U.E…) que deberían crear marcos de obligado cumplimiento (ahora son voluntarios, véase normas ISO, OHMAS…) e instrumentos que permitan controlar que las normativas se cumplan.

injusticiafiscal

0saves
Si te gustó este post te invitamos a dejar un comentario o a suscribirte a nuestro RSS feed para que estés al día con todos nuestros posts.

Author: elblogdelastiendas.com

Somos el primer centro comercial online de España, hemos cambiado de nombre para adaptarnos más a ti y para que puedas hacer tus compras a un sólo click. Encuentra lo que quieras entre más de 500 tiendas y disfruta de ir de tiendas cuando quieras en yodetiendas.com

Share This Post On

Déjanos tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>