Jurassic World o el arte del producto licenciado

Partamos de una incorrección. El término merchandising está ampliamente extendido para hablar de todos aquellos artículos promocionales que nacen al calor de un determinado evento (como puede ser el estreno de una película o la celebración de un mundial de fútbol). Camisetas, llaveros, juguetes… Todos hemos tenido algún muñeco de nuestra película favorita. Sin embargo, este término es erróneo, al menos desde el punto de vista académico.

Desde este humilde blog no pretendemos sentar cátedra ni caer en la pedantería, pero creemos que es necesario ser lo más exactos posible y referirnos al mal llamado merchandising por su verdadero nombre: Productos licenciados.

Estudioso del marketing (y redactor de esta entrada) poniéndose quisquilloso por una chorrada... ¡nada nuevo! :D

Estudioso del marketing (y redactor de esta entrada) poniéndose quisquilloso por una chorrada… ¡nada nuevo!

Y ahora, al tema.

Con el lanzamiento de Jurassic World ha vuelto la fiebre jurásica a nuestras vidas. La película se ha convertido en un auténtico éxito en taquilla convirtiéndose en el segundo mejor estreno en la historia del cine. Casi nada.

Parece que teníamos ganas de dinosaurios, ¿a quién no le gustaban de pequeño y a quién no les siguen gustando? La película ha llegado en el momento justo. A las nuevas generaciones, la primera (y fantástica) Jurassic Park se les ha quedado algo antigua. Los nuevos consumidores cinéfilos que coleccionan libros llenos de tiranosaurios y velociraptores estaban deseosos de ver a sus criaturas favoritas en un alucinante 3D y con los dientes más afilados que nunca.

Jurassic-World-BANNER2

Con el estreno de Jurassic World, la productora ha llenado las estanterías de productos licenciados de todo tipo. Sombreros, camisetas, sandalias, peluches… Y en contra de lo que podría parecer, estos productos no están destinados únicamente a los consumidores más jóvenes. Todos los seguidores de la Isla Nublar y sus traviesos inquilinos estamos en su punto de mira, incluso los que ya vamos teniendo una edad.

De hecho, me atrevería a decir que somos los frikis que ya peinamos barba los que más disfrutamos de todos estos productos. La magia de una película de culto estampada en una camiseta (que luces con orgullo) se escapa a la inocencia de la niñez, cuando lo único que se busca es el dinosaurio más grande y con más dientes del expositor.

La saga cinematográfica refleja perfectamente este tirón que tiene el producto licenciado. Antes de ver a los primeros dinosaurios, todos los visitantes del parque ya están enfundados en sus flamantes camisetas y tienen un sombrero con el logotipo de Jurassic Park (o de Jurassic World, en el caso de la última entrega). Y toda esta corriente se traslada fuera de la gran pantalla con miles de niños deseosos de tener el último videojuego basado en la película.

LEGO Jurassic World

Lo reconozco, en Yodetiendas nos gustan mucho los productos licenciados. De hecho tenemos una categoría especial dónde los recopilamos (y encima la llamamos merchandising, si es que…).

Y qué demonios, a todos nos ha gustado Jurassic World. Y estoy deseando comprarme una taza para el desayuno con un enorme Indominus Rex.

Los productos licenciados tienen además un punto de coleccionismo que gusta y mucho. No todo el mundo es un coleccionista acérrimo que dispone de una habitación a modo de templo dónde guarda todo lo que ha ido recopilando sobre su película favorita (lo que, por otra parte, nos encantaría :D). Pero si que se tiene la ilusión de conseguir una cuidada edición especial o de comprar la camiseta conmemorativa de un concierto irrepetible.

Por otro lado, tampoco estaría de más preguntarse si es del todo ético bombardear constantemente a los niños (que no tienen del todo desarrollados sus propios mecanismos de racionalización del consumo) con este tipo de productos. ¿Fomentar este consumismo salvaje en la infancia es sano? Esa pregunta os la dejo a vosotros.

Para los que ya tengáis una edad y os apasione todo esto, echadle un repaso a nuestra web. Encontraréis todo tipo de frikadas y mucho más. ¿Os apuntáis?

 

0saves
Si te gustó este post te invitamos a dejar un comentario o a suscribirte a nuestro RSS feed para que estés al día con todos nuestros posts.

Author: Pancho

Perro redactor, escritor y bloggero a tiempo completo en elblogdelastiendas. Espero dar un toque diferente a las publicaciones desde un punto de vista más canino. ¡Guau!

Share This Post On

Déjanos tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>